¿Tú perro tiene miedo a los fuegos artificiales? Cálmalo con estos trucos

Llega diciembre y con él sus fiestas y celebraciones. Pero lo que para ti son días de disfrute, para tu mascota pueden ser un verdadero infierno.

Desafortunadamente muchas personas ven en la pirotecnia la mejor forma de festejar esta bonita época del año, lo triste y malo del asunto es que muchos Animalitos sienten miedo y pánico con estos estruendosos sonidos. Y aunque sabemos que tratar fobias que tu perro ha tenido por años se vuelve una labor casi imposible, sí existen algunos consejos para tranquilizarlo que puedes utilizar.

perro con miedo a fuegos artificiales

Antes que nada, es importante identificar si tu perro padece fobia a los fuegos pirotécnicos reconociendo algunas de estas señales en su comportamiento:

·  Se esconde bajo algún mueble
·  Intenta escapar
·  Coloca la cola entre las patas
·  Tiembla, babea y/o jadea en exceso
·  Camina compulsivamente de un lado a otro
·  Presenta conductas destructivas
·  Ladra, gruñe y/o aúlla sin control

·  Orina y/o defeca en la casa

Ahora que ya sabes que tu perro sí padece fobia a los fuegos pirotécnicos es fundamental que aprendas cómo debes actuar cuando esta situación se presente, ya que tu reacción puede influir tanto de forma positiva como negativa.

Lo más recomendable es que trates de ignorar la conducta asustadiza que manifieste tu perro, evitando tocarlo, acariciarlo o premiarlo, ya que esto sólo reforzaría su miedo. Si tu perro busca un lugar donde esconderse y sentirse seguro, déjalo y no intentes sacarlo a la fuerza de su escondite.

perro con miedo a fuegos artificiales


Entonces, ¿cómo tranquilizar a un perro que tiene miedo a los fuegos artificiales?

Para este punto hay diversas formas que ayudarán a calmar a tu perro; están las rápidas que se pueden aplicar en el momento del evento pero que sólo darán una solución momentánea. La otra alternativa es el proceso de desensibilización sistemática a los ruidos en general, la cual necesita de tiempo y constancia para que funcione, dando como resultado un remedio definitivo.

a. Esta primera alternativa consiste en útiles consejos que puedes poner en práctica para tranquilizar a tu perro cuando tenga miedo ante cualquier clase de ruidos, no sólo aplica para fuegos pirotécnicos:

·  No lo dejes solo: nada mejor para tu perro que la compañía de su amo cuando tiene mucho miedo, especialmente si manifiesta conductas destructivas que pueden llegar a ocasionar accidentes.

·  Minimiza el ruido exterior: cerrando puertas y ventanas ayudarás a disminuir el ruido de la calle. Adicional puedes poner música relajante para perros con un volumen alto, aunque no creas, esto amortiguará los sonidos impactantes.

·  Ofrécele un nido: puedes valerte de una caja de cartón o una cama para perros tipo “cueva”, ponle una manta y su juguete favorito; la idea es crear un lugar reconfortante donde se sienta cómodo y seguro.

·  Dale una distracción: bríndale su golosina favorita, un hueso para morder, su peluche predilecto o algo que sepas que normalmente disfruta para tratar de despistarlo.

·  Sácalo a pasear: si sabes cuándo habrá fuegos artificiales o tormenta, antes del evento lleva a tu perro a dar un paseo procurando que se ejercite bastante. Estar cansado le ayudará a disminuir los niveles de ansiedad.

·  Utiliza el método Tellington Ttouch: es un truco basado en este método no invasivo que puedes hacer en casa fácilmente y que ayudará a relajar a tu perro ante la presencia de pirotecnia. Se basa en telas aplicadas sobre las zonas de sensibilidad especial del animal y consiste en rodear al perro con una venda en forma de ocho comenzando por ponerla en el pecho, luego se cruza en la espalda (no en la columna) y después se baja la venda a la barriga cruzándola nuevamente, para finalmente terminar en la espalda baja del perro con un nudo que no debe quedar exactamente sobre la columna, tal como lo muestra la imagen de abajo.

método Tellington Ttouch

método Tellington Ttouch


b. La segunda opción es la desensibilización sistemática a los ruidos en general. Es un proceso que se debe empezar a practicar entre uno y tres meses antes de las fiestas o los eventos con fuegos artificiales. Muy importante tener en cuenta que, si tu perro reacciona de forma agresiva o violenta ante los ruidos, esta alternativa no es recomendable. Así funciona:

·  Escoge una motivación que le encante a tu perro, pueden ser pedacitos de pollo sin sal o snacks para perros.
·  Esparce en el suelo los pedacitos de comida que elegiste para que tu perro los olfateé y los busque; esto le proporcionará tranquilidad y relajación.  No olvides las caricias, los besos y una actitud muy positiva.
·  Haz un sonido que regularmente le asuste a tu perro o pon un vídeo o audio, no muy fuerte.
·  Esparce nuevamente los pedazos de comida por el suelo para que el perro siga buscando el alimento y no centre su atención en el ruido. A medida que ves que va asimilando el ruido, sube poco a poco la intensidad y sigue esparciendo los trozos de comida. Nunca lo acaricies ni lo premies directamente. Este proceso le ayudará a mantenerse distraído y le ayudará a asociar el ruido con una recompensan deliciosa.
·  Pasados cinco minutos apaga el audio y muestra una actitud normal, calmada y serena.
·  Practica diariamente durante el tiempo que sea necesario, esta es la clave para que tu perro se vaya habituando a los ruidos y logre superar su fobia. No olvides que este proceso es lento y gradual, que requiere constancia.

·  No sobrepases los cinco minutos por sesión, así evitarás abrumar y sobreestimular a tu perro.

Redacción,

Kelly Correa


Deja un comentario

Contáctenos

Su mensaje se ha enviado con éxito